Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies

TODOS TRAMPOSOS - Servicios CCOO. Grupo Bankinter

                       

TODOS TRAMPOSOS

Eduardo Archilla   08/Enero/2018

No es que me vuelva loco por el juego pero si hay que jugar se juega. Y no me estoy refiriendo al casino ni demás juegos serios del estilo bingo, loterías, apuestas, etc, sino que me refiero más bien a juegos teóricamente más inofensivos como una partidita de cartas con la familia o los colegas, el parchís, o todos esos juegos de mesa que jugamos en un ambiente afable y distendido.

Muchas veces soy yo el impulsor de la partida y otras simplemente me dejo llevar, y también hay casos en los que juego prácticamente obligado, ya sea para que no me llamen seta o aburrido, o por hacer un favor a los niños sobretodo. Pero siempre, siempre, tengo una condición: no admito trampas; ni con niños ni con nadie. Si los demás jugadores son más permisivos me parece muy bien, pero yo me retiro aun con el riesgo de saber que ya nada me librará de alguno de los calificativos antedichos, o lo que es más probable, los dos.

Pero voy a ponerme en otro supuesto, uno en el que se dan estas tres circunstancias: tengo que jugar sí o sí; se hacen trampas; y no me puedo retirar. ¿Qué puedo hacer en este caso? ¿Enfadarme? Puesto que ni puedo ni me van a retirar creo que esto no me servirá de nada, así que tendré que cambiar de táctica y lo mejor será irme justamente a la contraria, haciendo bueno el dicho de que si no puedes vencer a tu enemigo únete a él. Todos tramposos. Así ninguno nos vamos a enfadar con el otro.

Y esto vale tanto para juegos que ya existen como para otros que se pueda inventar el promotor, como por ejemplo, yo qué sé... una Evaluación de Desempeño, o alguna especie de parchís diabólico donde el dueño del parchís se cuenta el doble de puntos que salen en el dado mientras que el resto se cuenta el número real... no sé, cualquier juego absurdo en el que el dueño imponga sus normas tengan o no lógica, y estén o no de acuerdo los demás jugadores. En estos casos hemos quedado en que no nos íbamos a enfadar y que mis jugadas o respuestas absurdas se admiten tanto como sus normas absurdas.

Si estás de acuerdo con lo que has leído, apúntate con nosotros aquí.

Trabajamos para conseguir una empresa mejor.

OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO

Título: TODOS TRAMPOSOS

Puedes escribir caracteres.

Pon tu nombre y mail si quieres copia/respuesta