Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies

AGRESIVIDAD Y HERRAMIENTAS - Servicios CCOO. Grupo Bankinter

AGRESIVIDAD Y HERRAMIENTAS

Elena Asensio   04/Junio/2018

El jueves pasado un compañero de Barcelona, resultó agredido con un puñetazo de un energúmeno que no podía realizar un ingreso, porque el reciclador no funcionaba.

Es evidente que estas actuaciones no tienen justificación posible, y es el personaje que las provoca el único culpable, y como tal ha de ser denunciado y sancionado.

Ahora bien, llegados a esta situación en algún momento, deberíamos preguntarnos por el grado de responsabilidad que tiene el banco en la aparición de estas acciones.

A nadie se le escapa que desde hace mucho tiempo, venimos denunciando el mal funcionamiento de las herramientas, y la nula o escasa inversión que se hacen en ellas y en su mantenimiento. Cuando no es el servidor, son los cajeros, y cuando no los recicladores, y así sucesivamente.

Basta con echar un vistazo a las intervenciones de los foros, para ver que todos los días hay oficinas a las que no les funciona el reciclador.

Hace unos meses, y para proteger el dinero, (por lo que se ve, proteger a las personas importa menos), se inició una nueva tarea, que parecía iba a ser provisional, pero que lleva visos de quedarse para siempre en nuestras rutinas, y que no es otra, que la de vaciar los recicladores al final de la jornada, y volverlo a cargar al inicio de la misma.

Sin entrar a valorar el tiempo perdido en ello, ¿alguien se ha parado a pensar en el stress mecánico o esfuerzo añadido que supone para unos recicladores, que cada dos por tres están averiados, o se les han enganchado billetes, o secado las gomas, o ¡vaya usted a saber la causa!, esta nueva rutina?

¿No sería responsabilidad del banco potenciar y cuidar el buen funcionamiento de todas sus herramientas y equipos para evitar acciones tan desagradables como esta y otras, aunque de momento con consecuencias menos graves, que se dan habitualmente?

Porque si el banco no es responsable, que no lo es, de que se produzcan estos hechos, sí que lo es de evitarlos y de aminorar los riesgos en el puesto de trabajo. Pero con su dejadez hacia los equipos, su indiferencia hacia las críticas y averías, sus decisiones tendentes siempre a proteger el dinero, en lugar de a las personas, sus recortes en gastos necesarios para trabajar con calidad y servicio, lo que hace no es precisamente prevenir, sino más bien al contrario, dejar de prevenir, mantener el ambiente de agresividad y potenciar acciones cargadas de la misma.

Tendremos que estudiar con nuestros servicios jurídicos si esta dejadez por parte del banco no es un riesgo laboral y como tal darle el tratamiento debido.

Si estás de acuerdo con lo que has leído, apúntate con nosotros aquí.

Trabajamos para conseguir una empresa mejor.

OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO

Título: AGRESIVIDAD Y HERRAMIENTAS

Puedes escribir caracteres.

Pon tu nombre y mail si quieres copia/respuesta