Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies

TUS DERECHOS - Servicios CCOO. Grupo Bankinter

                       

TUS DERECHOS

 

EL DESPIDO PASO A PASO

Fecha de actualización: 01/12/2016

 

 

Si, por desgracia, te ves inmerso en un despido, estos son los pasos que tienes que dar:

PRIMERO (ACTO DEL DESPIDO)

El despido siempre debe comunicarse por escrito. Puede ser una carta que te entreguen en mano o que te remitan por burofax.

En el acto del despido en que te entregan la carta en la mano puedes solicitar la presencia de un delegado sindical, si tienes representación sindical electa en tu centro o provincia. Si no la tienes, y estás afiliado a un sindicato, puedes solicitar la presencia de un representante del sindicato al que pertenezcas.

En la carta de despido se deberán estar indicados los motivos. Esta carta puedes firmarla añadiendo "no conforme". Si no lo haces la empresa llamará a algún empleado (normalmente tu jefe) que firmará como testigo de que te la han entregado.

En el caso de que te envíen el despido por Burofax, no hará falta que firmes nada porque el propio acto de retirar el burofax ya confirma la recepción.

En la misma carta o en otra anexa, la empresa puede reconocer la improcedencia del despido. En caso de que no se reconozca quiere decir que el despido se considera procedente.

Si se reconoce la improcedencia la carta puede llevar el importe de la indemnización que está exento de tributación.

También, en el acto del despido, te darán la carta del finiquito que no debe firmarse bajo ningún concepto.

SEGUNDO (DEMANDA)

Si no estás de acuerdo con el despido o estando de acuerdo quieres cobrar la indemnización con su correspondiente exención tributaria (si no se demanda, la indemnización se entiende como renta del trabajo y habrá que tributar por ella), debes demandar a la empresa en el SMAC (Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación) de tu Comunidad Autónoma y rellenar una papeleta de conciliación indicando que te han despedido y los motivos por los que no estás de acuerdo. Conviene hacerlo con un asesor o abogado, pues lo que se escriba en esta papeleta, influirá en lo que se pueda o no reclamar en la demanda judicial. Naturalmente, nosotros recomendamos los servicios jurídicos de CCOO que además de estar considerados los mejores del país, PARA LOS AFILIADOS SON GRATUITOS.

Puedes consultar las distintas oficinas de la Federación de Servicios de CCOO aquí.

El plazo para presentar la Papeleta de Conciliación es de 20 días hábiles. En este plazo no se cuentan sábados, domingos ni festivos.

Al presentar la Papeleta se interrumpe este plazo, y en el caso de no haber acuerdo, el plazo vuelve a correr desde el día que se hace el Acto de Conciliación. Esto es así porque el plazo para demandar ante el Juzgado de lo Social en caso de no haber acuerdo, también es de 20 días hábiles. Se entiende mejor con un ejemplo:

A Antonio le han despedido el 1 de julio, por lo que tiene 20 días hábiles para demandar. Presenta la Papeleta de conciliación cuando han pasado 15 días hábiles. No se llega a ningún acuerdo en el Acto de Conciliación, por lo que le quedan 5 días para presentar la demanda ante el Juzgado de lo Social.

Si por alguna circunstancia se demora el acto de conciliación, el plazo se reanuda transcurridos 15 días desde su presentación sin que se haya celebrado.

En el acto de conciliación pueden producirse 4 situaciones:

Al acabar el acto se firmará un acta tanto por el Letrado Conciliador como por ti y la empresa, en la cual viene reflejado el resultado de este acto de conciliación. En el caso que no se llegue a un acuerdo, esta acta tendrás que aportarla con la demanda que presentes ante el Juzgado de lo Social.

En caso de que tengas que acudir al Juzgado de lo Social, ya tienes que hacerlo con abogado, que será quien presente la demanda. Mientras sale la citación para el juicio, debes buscar testigos y pruebas en los que apoyar tu defensa.

Hasta el momento de celebrar el juicio que habrán transcurrido unos meses, hay posibilidad de conciliación, empezado este habrá que esperar la sentencia.

Si no eres afiliado, el abogado suele cobrar un porcentaje de la indemnización a la que en su caso tengas derecho, aproximadamente el 5%. Si no hay lugar a indemnización, el abogado te cobrará un mínimo de 180 euros. Para afiliados es totalmente gratuito.

TERCERO (EL PARO)

Después del despido la empresa tiene que entregarte el certificado de empresa que es indispensable para cobrar el paro. Ahora ya no se entrega en papel, sino que se envían los datos al SEPE (antiguo INEM) de forma telemática. Una vez que lo envía, la empresa te avisa para que te pases por el SEPE a solicitar el paro.

Es posible, si no hay discrepancia con el finiquito, que la empresa prefiera esperar a que firmes el finiquito para enviar el certificado al SEPE, con el objeto de remitir todos los datos con acuerdo.

El paro se cobra, tanto en despidos procedentes como improcedentes.

El plazo para solicitar el paro es de 15 días hábiles (no cuentan domingos ni festivos) desde que se acaba la relación laboral. En el caso de que la empresa te pague en el finiquito los días de vacaciones no disfrutadas, tendrás que dejar pasar estos días (se cuentan como días naturales), y una vez pasados es cuando empieza el plazo. El SEPE toma como fecha de presentación de la solicitud el día en que se pide la cita previa bien por teléfono o por Internet, no el día concreto asignado, de modo que lo importante es pedir la cita previa dentro de esos 15 días hábiles de plazo.

En el caso de que se haya pasado el plazo, se puede seguir pidiendo la cita y la prestación, aunque se perderá algún tiempo de la prestación. Lo que nunca hay que hacer es pedir la cita antes que empiece el plazo.

Uno de los requisitos para pedir una ayuda por desempleo es inscribirse como demandante de empleo ante el Servicio Autonómico de Empleo de tu Comunidad. Algunos de ellos piden cita previa a la hora de apuntarse en el paro, mientras que en otros simplemente basta con acudir a la oficina de empleo.

Puedes hacer esta inscripción desde el momento en que dejes de trabajar. Puedes intentar hacerlo el mismo día que tengas la cita con el SEPE, pero es recomendable hacerlo antes, porque algunos servicios de empleo tienen su propia cita o bien puede no dar tiempo a tramitar las dos gestiones el mismo día.

La documentación que debes llevar en todos los casos cuando se vas pedir el paro es:

Para cualquier duda o aclaración puedes contactar con nosotros desde CONTACTA.