Liberbank protege a sus trabajadores de contraer la Covid-19 de esta manera...

ASÍ CUIDA LIBERBANK A SUS TRABAJADORES
Liberbank protege a sus trabajadores de contraer la Covid-19 de esta manera...

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Necesitamos que aceptes nuestra política de cookies

 

 

 

Derechos laborales

El Espejo.es Nº 131 Junio 2021

  1. Portada Revista Nº 131
  2. Bankinter Y La Justicia
  3. Nueva Consejera Independiente
  4. Corresponsabilidad ¡qué Avance!
  5. Así Nos Cuida Bankinter
  6. Teletrabajo Y Pvd
  7. Por Alusiones: Que Te Den A Ti
  8. Por Alusiones: "tu Bankinter" 0 - Ccoo 1
  9. ¿Crees Que Existirá Tu Puesto De Trabajo En 10 Años?
  10. Planes Individuales De Formación
  11. Hablemos De... Empatía O Empatías
  12. Lo Más Visto En 2020
  13. Llega La Jornada De Verano A La Banca
  14. Bankinter, Tenemos La Solución...
  15. Valor
  16. Otra Vez X
  17. Ganar Batallas. Perder La Guerra
  18. Compra Tu Participación Del Ccooponazo
  19. Sudoku
  20. 1 Rue De San Pedro

REVISTA EL_ESPEJO: Por alusiones: Que te den a ti - Servicios CCOO. Grupo Bankinter

Por alusiones: Que te den a ti

Juan Carlos Martis

Hace unas semanas necesité hacer unas gestiones ineludiblemente presenciales en la KUTXA. Y, como sigo de baja, pude ir en horario laboral. Llegué a la oficina y descubrí con fastidio, pero con comprensión y complicidad, que no me podían atender porque solo lo hacían con cita previa. En su cartelería se podía leer también que tenían un horario de oficina reducido, y de caja aún más, así como limitadas las operaciones que se podían realizar en efectivo. Como ya he comentado, tras una primera y breve sensación de molestia, pasé a sentir admiración por una empresa con una envidiable política de prevención. En esas estaba, cuando mi indeseada mascota empezó a mascullar "que suerte tienen estos ¡eh!" , para seguir gruñendo "igualito, igualito, que en Bankinter". Lo que siguió espetándome entre rugidos y aullidos ya me resultó ininteligible. Mientras intentaba ignorarla se me ocurrió sacar fotos de esos carteles y remitirlas a los compañeros de la Sección Sindical, por si les parecía interesante publicarlas en nuestra comunicación periódica y dar continuidad a la idea semanalmente con otros bancos.

En las plantas nobles de Bankinter habita un miembro de la Alta Dirección que al parecer también tiene adoptada una mascota como la mía. La diferencia estriba en que yo de la mía me quiero desprender, y a él los que parecen molestarle son los enemigos de su mascota, los objetos de su rabia. El caso es que en la Sección Sindical pareció buena mi idea, y nada más publicarse la primera entrega bramó la consentida mascota y nos mandó a todos a tomar por KUTXA (ver texto mail-intranet). A mí entiendo que el primero.

En mi primer día de clase en la facultad de empresariales nos definieron una empresa como un conjunto de intereses de accionistas, trabajadores, clientes y proveedores. Soy empleado y cliente de Bankinter desde hace 33 años, accionista hace más de 20 (perdón por no poder ser más exacto) y nunca he sido proveedor porque el código ético de la empresa lo considera, con buen criterio, incompatible con la condición de empleado. Creo que queda claro mi compromiso y que me he ganado el derecho a ser considerado parte de esta empresa. Este recordado magisterio prosiguió con la definición de empresario, y todos alucinamos con que la castañera de la esquina fuese una empresaria con todas las de la ley y el Director General de Iberdrola tan solo un empleado, cualificado, sí, pero empleado, con mucha responsabilidad, sí, pero empleado. De empleado a empleado, y con un grado de compromiso proporcionalmente no menor que el tuyo… ¡¡Que te den a ti por KUTXA!!

La mascota de nuestro noble directivo se enfurece también por recibir protestas de plebeyos. Habría que recordarle que incluso en la Edad Media los nobles recibían en audiencia a siervos y lacayos para oír sus cuitas e impartir justicia. Es algo que va con el cargo. No se pueden alegar ni hartazgo, ni ningún supuesto de la Ley de Protección de Datos. Está en la nómina. ¡Hay que joderseeee! ¿Os imagináis a Pedro Sánchez diciéndonos a los españoles que no protestemos tanto y que le hagamos sonreír, u oponiendo ante los periodistas la LOPD para que no escriban sobre él? Lo lamento noble fiera pero ese Nirvana de directivos sin molestias de subordinados no existe.

A ese noble directivo le diría, en confianza, que esa confesión del hastío y aburrimiento que le producen nuestras quejas, más que una provocación es una incitación. (ver contestación mail-intranet). Para entendernos citaré una frase de KORTATU (conocido grupo musical vasco) "cuando todo está perdido siempre queda molestar". ¡La que has liaaooo pollitooo!

Espero haberte hecho sonreír.

Tengo que pediros disculpas por no sujetar a la mía y permitir esta lucha de mascotas, pero soy de una generación a la que educaron con el mantra "tú no te pelees con nadie, pero si te dan, dales". Pues eso. ¡Quedas dado!

TE DEN

Título: REVISTA EL_ESPEJO: Por alusiones: Que te den a ti

Opina sobre esta intervención: Tu mensaje se verá a pie de la misma.

Es el nombre que aparecerá firmando tu mensaje

Para opinar en nuestra web necesitamos saber que eres tú, solo utilizamos el usuario para darte acceso, no aparecerá en ningún otro sitio.

Puedes escribir caracteres.

Marca este campo si quieres que te avisemos cuando alguien conteste a tu intervención

 

 


_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _