Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies


REVISTA EL_ESPEJO: Pobre jornada - Servicios CCOO. Grupo Bankinter

PRÓXIMOS EVENTOS CÓGELO EN DICIEMBRE ¡EN AÑO NUEVO 2.000 EUROS! - El día de Año Nuevo te pueden tocar 2.000 euros al CCOOPONAZO, para optar a este premio tendrás que coger tus números en diciembre... +info

MOSTRAR MÁS EVENTOS

ÍNDICE ARTÍCULOS

REVISTA EL_ESPEJO: Pobre jornada

Javier Arranz

El año pasado alcanzamos un acuerdo con GdP para poner sobre el papel, blanco sobre negro, lo que tanto predican, la conciliación familiar y laboral. De hecho habréis observado que todos los empleados, de manera periódica, recibimos un mensaje de GdP animándonos a cumplir con nuestra jornada y conciliar la vida privada y laboral.

El 22 de mayo recibimos el mencionado correo de GdP, que dice textualmente: “te informamos de que el Convenio Colectivo establece la Jornada de Verano, que entra en vigor el próximo 23 de mayo y se extiende hasta el 30 de septiembre, durante la cual el horario de trabajo es de 8 a 15 horas, de lunes a viernes.

Te recordamos que para desarrollar tus tareas no debes aumentar de manera habitual tu presencia en el centro de trabajo, de esta forma podrás mantener el equilibrio entre la vida laboral y personal.

Sin embargo, nos encontramos un foro de GdP titulado “Abrimos los plazos para solicitar Vales de Comida para el verano” que dice que si “por necesidades del servicio tienes que quedarte a comer en el periodo del 23/05 al 30/09, debes solicitar los talonarios por la Web de Personas.”

¿Cómo que por necesidades del servicio? ¿Qué conciliación familiar y laboral es esa? El único caso en que se puede trabajar más allá de las 15:00 horas durante la jornada de verano (23/05 a 30/09) es porque el trabajador voluntariamente, haciendo uso de la flexibilidad, y para conciliar su vida privada y laboral, decida entrar y salir más tarde, pero NUNCA porque las necesidades del servicio se lo exijan. Las necesidades del servicio no tienen cabida en una empresa que quiere conseguir el certificado de Empresa Familiarmente Responsable que otorga la Fundación Más Familia. Son términos incompatibles.

Si existen necesidades del servicio en oficinas, que todos sabemos que no es cierto, que lo que hay es una sobrecarga de trabajo por un infradimensionamiento de la plantilla, como digo, si existen necesidades del servicio han de ser reguladas como circunstancias especiales, tal como se ha hecho en Gneis con el acuerdo de horarios especiales que puedes leer en la siguiente columna.

Título: REVISTA EL_ESPEJO: Pobre jornada

Opina sobre esta intervención: Tu mensaje se verá a pie de la misma.

Es el nombre que aparecerá firmando tu mensaje

Para opinar en nuestra web necesitamos saber que eres tú, solo utilizamos el usuario para darte acceso, no aparecerá en ningún otro sitio.

Puedes escribir caracteres.

Marca este campo si quieres que te avisemos cuando alguien conteste a tu intervención